Redacción Quito
Priscila Schettini, esposa del defensor del Pueblo, Freddy Carrión, salió en defensa de su marido diciendo que quieren silenciarla al igual que a su cónyuge por decir la verdad.

Incluso, advierte que Carrión podría enfrentar juicio por el delito de abuso sexual.

Schettini sostuvo hoy que durante el proceso han existido varias irregularidades, y todas apuntan a perjudicar a su marido. Primero -dijo- no hubo flagrancia; versiones que se han cambiado; videos cortados y manipulados; examen médico legal practicado cuatro días después de los hechos; examen toxicológico que le sale negativo a su esposo.

Irregularidades que se contaminan -aún más- cuando el ex ministro de Salud, Mauro Falconí, llama esa noche al entonces ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, y desde ahí comienza todo un operativo llamando a la Policía.

Tampoco dicen nada de la plata (más de 46.000 dólares) encontrada en la casa de Falconí. “Pero el único detenido es mi esposo”, dice con sospechas de que algo anda mal.

Según Schettini, Freddy Carrión y toda su familia viene recibiendo amenazas de muerte y de bomba, desde el 2019.

Y todo por la denuncia de lesa humanidad presentada por Carrión en contra del expresidente Lenín Moreno, por los hechos de octubre del 2019. “Esto es una persecución política, porque mi esposo fue la piedra en el zapato de Lenín Moreno”, dijo.

Además, no hay acusación particular, la Fiscalía viene actuando de oficio. Carrión lleva detenido más de 60 días. (I)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.