Redacción Guayaquil
El expresidente Lenín Moreno, investigado por el presunto delito de cohecho (soborno) por la construcción de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, desde Paraguay, aseguró hoy, martes 7 de marzo del 2023, que la investigación en su contra se basa en una “persecución” maquinada tras el triunfo del correísmo en las elecciones del pasado 5 de febrero.

Moreno, que reside en Paraguay, señala que los administradores de justicia ecuatorianos tienen “miedo de la venganza” con la que pueda regresar el correísmo, por eso se activó esta indagación por la Fiscalía General del Estado.

El expresidente de la República Lenín Moreno, investigado actualmente por el presunto delito de cohecho (soborno) por la construcción de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, asegura que la investigación en su contra se basa en una “persecución” maquinada tras el triunfo del correísmo en las elecciones del pasado 5 de febrero.

Sostuvo que su decisión de separarse de la organización política liderada por su excoideario, Rafael Correa, aún le pasa factura.

“Quieren sentar un precedente para que a nadie se le ocurra hacer lo mismo”, dijo.

Aunque Moreno evitó apuntar directamente contra la fiscal general del Estado, Diana Salazar, dijo que “en general, hay muchas personas que se han atemorizado por esa victoria transitoria”.

Reiteró que él no era el encargado de los sectores estratégicos, sin embargo, aceptó que cuando era vicepresidente y participó en el acercamiento entre el gobierno ecuatoriano y funcionarios chinos.

Dijo que el exembajador chino Cai Rungo le pidió que le comunicara a Correa que había sido aprobado el financiamiento para la construcción de Coca Codo Sinclair.

Aseguró que le sorprende que en este caso “no estén siendo procesados los verdaderos responsables del proyecto”.

La Corte Nacional de Justicia ordenó que Moreno y su esposa, Rocío González, se presenten cada 15 días ante las autoridades mientras duren las investigaciones. Sobre ello, el exmandatario dice que evalúa la posibilidad de pedir asilo en Paraguay, país donde reside desde inicios de 2022. (I)

TOME NOTA
La fiscal asignó otros 440.000 dólares a los hermanos de Moreno, Edwin (350.000 dólares) y Guillermo (10.000 dólares), a su hija Irina (50.000 dólares), a sus cuñadas Jacqueline (10.000 dólares) y Martha (15.000 dólares), y a su suegra Aída Graciela (5.000 dólares).

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.