Cuenca, Azuay.
Cinco jefes de las bandas que operan en le cárcel de Turi que tienen relación con la mantanza del domingo que dejó 20 reos muertos, fueron trasladados a la cárcel de máxima seguridad conocida como La Roca, en Guayaquil.

Patricio Carrillo, ministro del Interior, señaló que estos presos son líderes o brazos principales de organizaciones criminales, por lo que fueron movilizadas a este centro de máxima seguridad con las seguridades.

Con esta decisión se evitará la interacción entre estos cabecillas y las bases de las organizaciones que representan.

Pablo Ramírez, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), informó que los cinco traslados se enmarcan en las estrategias de prevención emprendidas por esta Cartera de Estado.

Entre las cuales se encuentra la “alerta de seguridad de inteligencia a través de la cual se gestionan los traslados en un periodo de 24 horas, con la motivación de los directores de los CPL”.

Ramírez detalló que estas reubicaciones se las realiza en función de los antecedentes y comportamientos de las personas privadas de su libertad (PPL), por amenazas o inminente peligro para la seguridad interna de los centros, así como para precautelar la vida de los demás internos.

Reiteró que, con esta modalidad, de enero a la fecha se han prevenido 83 muertes violentas, por lo que conminó a “las autoridades judiciales para que apoyen estos traslados y de esa manera se puede asegurar cada uno de los centros de privación de libertad”.

Además, las autoridades informaron que, tras la identificación de 127 indicios balísticos, se pudo determinar que cinco armas fueron utilizadas en los actos violentos.

El ministro Carillo comunicó que se continuará con la indagación de la pista del dinero pues “uno de los medios importantes para que se desate toda esta violencia tiene que ver con la economía criminal y en eso vamos a trabajar (…). No vamos a parar hasta entregar al sistema un centro penitenciario limpio”.

Ramírez también señaló que en la requisa realizada en el CPL Azuay N.° 1 se encontraron 50 municiones y dos kilos de cocaína.

En cuanto a la identificación de cuerpos, 17 de ellos ya han pasado el proceso de necrodactilia y el cotejamiento con el Registro Civil. Los familiares ya han sido informados y se cumplen los protocolos de autopsias.

Cerca de 10 cuerpos han sido ya entregados para una digna sepultura y se colabora en el traslado hacia las provincias de origen.

Carillo también reconoció el trabajo integral que se ha brindado ante la situación, mediante una intervención coordinada e interinstitucional. “La respuesta que hemos dado hoy ha sido diferente. Ha sido una respuesta desde el Estado. No vamos a descansar hasta que las libertades y los derechos estén tutelados por el Estado”.

Precisamente, el Jefe de Operaciones del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Agustín Proaño, reafirmó que esta entidad ha brindado su contingente para apoyar el trabajo de restablecer el orden en el CPL Azuay N.° 1 con 420 efectivos militares. (I)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.