Redacción Quito
Geovanny López Tello, expareja sentimental de Edith Bermejo Cisneros, conocida como Sharon La Hechicera, se declaró en huelga de hambre hasta que se reconozca su inocencia.

El sindicado en el hecho ocurrido hace más de 4 años en la vía San Pablo-Ballén irá, en Santa Elena, remitió una carta pública en la que invoca a todas las autoridades de Gobierno a considerar su caso.

El texto dice lo siguiente:
“La fuerza de un día darle el derecho a mi hijo que sepa la verdad me ha inspirado a luchar para que mi caso se esclarezca, en estos 7 años 4 meses he perdido mi juventud algo que no podré regresar, pero lo que más me duele es la manera sin escrúpulos como jueces jugaron con mi inocencia al precio humano, sin importarles que mi único hijo jamás volvió a ver a su padre”.

En la carta prosigue diciendo que “fui juzgado y condenado dos veces por un delito que no cometí, en mi caso existen tres juzgamientos, dos a mi persona y el tercer juicio a Luis Correa Davila, la persona que por accidente de tránsito mató a mi esposa Sharon, a quien fue llevado a juicio declarándolo como el autor material de su muerte. Sobre mí no existieron juicios justos, se llevó a un sumario administrativo al primer tribunal por 90 días para luego de los 90 días fueran declarados inocentes al haber actuado en pleno derecho y vueltos a sus cargos, pero hasta eso ya hubo el segundo juzgamiento el cual me condenó a 26 años de prisión. La intromisión del poder político del ex ministro del interior José Serrano, pesó más que mi verdad y que nuestra justicia. Al juzgarme dos veces se me violentaron mis derechos humanos, constitucionales y tratados internacionales”.

En la misma misiva informa que “he iniciado una huelga de hambre indefinida, usaré está medida de protesta para que el Estado Ecuatoriano y de los organismos de justicia me den respuesta inmediata ante mi injusticia”.

Demanda que se resuelva su acción extraordinaria de protección la cual está admitida y lleva desde el año 2017 sin resolverse, además que la Fiscal General del Estado, Diana Salazar, resuelva la investigación que tiene en contra de José Serrano y Gustavo Jalkh, por tráfico de influencias que guarda impunidad.

“Seguiré luchando por justicia en contra la autocracia de un gobierno correista que me encarceló sin pena ni dolor alguno, mientras llegue ese día lucharé para no ser una presa sin escapatoria de la injusticia. Hoy sé que no es la primera vez que la realidad le ganará a un sueño de justicia y libertad”, dice.

No descarta acciones en contra del abogado que actuó en su contra, Héctor Vanegas, por haber empleado una forma dolosa en un proceso viciado de ilegalidades. (I)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.