Cuenca, Azuay.
El trabajo integral de la fuerza pública y las instituciones del Estado permitieron retomar y mantener el control y seguridad en el Centro de Privación de Libertad Azuay N° 1 o Cárcel de Turi.

Las autoridades gubernamentales dijeron hoy, lunes 4 de abril de 2022, que dentro de las acciones emprendidas, la atención a familiares de las víctimas y a personas privadas de la libertad (PPL) es prioridad para el Gobierno Nacional.

Pablo Ramírez, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), anunció que “no existen más personas fallecidas en ninguno de los pabellones”, luego de los actos violentos registrados este domingo.

De ahí que para garantizar los derechos humanos de los presos se implementó un espacio de atención médica para 130 reclusos, que previamente fueron evacuados de sus pabellones, con el apoyo de la Cruz Roja, el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

El resultado de este trabajo permitió la atención de cinco privados de la libertad; dos ya retornaron al centro y tres se encuentran estables en atención.

Asimismo, el SNAI junto a la Secretaría de Derechos Humanos brinda asistencia a las familias de las víctimas. Y de manera paralela, desde ayer, se entregaron kits de alimentación e hidratación para las personas privadas de libertad. Y actualmente se dan todas las garantías necesarias a la empresa que provee la alimentación dentro del centro de rehabilitación para que se retome el servicio.

Adicionalmente, el INEC, Registro Civil y MSP levantarán información oficial – de la parte sociodemográfica- para conocer las condiciones sociales de los privados de la libertad en el centro.

Bernarda Ordóñez, secretaria de Derechos Humanos, dijo que de las acciones que se han ejecutado en las últimas horas desde el Centro Forense, lugar en el que se ha desplegado la atención a los familiares de las víctimas y de otras personas privadas de la libertad. “Estamos brindando toda la información y el acompañamiento”, dijo.

En cuanto al proceso de identificación de los cuerpos, la secretaria Ordóñez informó que ya se ha desarrollado la identificación y toma de huellas dactilares; la Fiscalía General del Estado custodia esta información. En las próximas horas se prevé que cinco cuerpos sean entregados a sus familiares y algunos de ellos serán trasladados a sus ciudades: Quito, Macas, Durán y Guayaquil.

Requisas
Carlos Cabrera, comandante General de la Policía, señaló que las requisas continúan en el interior del centro. Hasta el momento se ha identificado 197 indicios balísticos, 50 celulares, 329 dosis de sustancias estupefacientes, 127 armas cortopunzantes y 1.312 litros de alcohol en procesamiento para ingerir al interior. De igual manera, informó que se mantiene el número de 20 fallecidos, de los cuales 19 decesos se dieron en el marco de los hechos violentos y 1 debido a la ingesta de una sustancia química.

Las riñas se debieron a disputas por el liderazgo al interior de la organización delincuencial Los Lobos.

Y, para precautelar una intervención integral, se trasladó a personal policial especializado en el mantenimiento del orden, levantamiento de cadáveres y medicina forense desde Quito.

Actualmente 850 efectivos policiales se encuentran en el CPL para garantizar el orden.

Agustín Proaño, director de operaciones del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, informó que se mantiene la operación para el absoluto control del centro de rehabilitación social, en el marco de sus competencias: “El compromiso de las Fuerzas Armadas es continuar con el contingente y apoyo de acuerdo al requerimiento de las autoridades”, expresó. (I)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.