Redacción Guayaquil
Un Tribunal de Garantías Penales condenó a 23 años de prisión al autor de los disparos que mataron a un menor de 11 años durante un asalto en una heladería del barrio del Centenario, en el sur de Guayaquil.

La instancia acogió las pruebas presentadas por la Fiscalía General del Estado y declaró culpable a Carlos E. P. por el delito de robo con resultado de muerte, en grado de tentativa. Por esa razón, se le impuso una pena privativa de libertad de 23 años.

El hecho se produjo el 17 de octubre de 2021 y dejó como saldo la muerte del pequeño de un niño de 11 años.

Los magistrados señalaron que en la sentencia escrita se detallarán los montos por concepto de multa y reparación integral a los familiares de la víctima.

En la audiencia de juicio, el Fiscal del caso presentó las pruebas suficientes para comprobar la materialidad del delito y la responsabilidad del procesado en el hecho.

Según explicó, el 17 de octubre de 2021, el ya sentenciado ingresó a una heladería con la intención de robar, pero en el interior se encontraba un policía y se produjo un intercambio de balas que causó la muerte de un niño que se encontraba en el lugar, junto con su familia.

Tras haber conocido sobre el suceso, la Institución inició una investigación que permitió la ejecución de un operativo en el que se detuvo a Carlos E. P., el 26 de noviembre de 2021 en Las Malvinas, sur de Guayaquil. Ahí se levantaron varios indicios, que incluyeron la ropa que habría sido usada durante el intento de robo.

Entre las principales pruebas presentadas ante los jueces por el fiscal Pedro Intriago se cuentan: el informe de investigación, la pericia de audio y video de cámaras de seguridad del sector, el acta de levantamiento del cadáver, el informe de autopsia (que determinó que la muerte violenta fue causada por una herida de bala) y el informe de la reconstrucción de los hechos.

Además, los testimonios de varios personas que se encontraban en el lugar cuando ocurrió el delito, entre ellas, el del padre del infante y de trabajadores del local. (I)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.